El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine…

Archivar en la categoría “Reflexiones”

Reflexiones: Escenas forzadas

Hoy me gustaría hablar de como narran y entienden el drama algunas obras y como no me siento para nada identificado con ello, a pesar de ser muy común.

Lo que voy a hacer es coger un juego que me encanta, casi todo él, aunque entiendo que tiene sus fallos, son pocos y hasta los puedo entender. Además es un juego ya con unos años y una escena corta de principio del juego, para no spoilear mucho, si es que hay algo que desvelar.

The Last of Us, la primera parte. Un juego de 2013 en el que llevaremos a Joel después de que el mundo se haya ido a la mierda en el trillonésimo apocalipsis ficticio. Si no sabéis cual es, os estáis perdiendo, quizá, un grandísimo juego.

Nada más empezar conocemos a Joel, la noche que el apocalipsis estalla, llevándose por delante un montón de gente. Nos muestran como vive con su hija, Sarah, y como son una familia que se ama y se cuida. Intentan escapar, alguien los retiene en cierto momento y disparan a Joel cuando corre cargando a Sarah. Y allí, en el caos que es estos primeros momentos del desastre, Sarah muere en los brazos de su padre, que desesperado no puede hacer nada.

La escena es triste, emocionalmente dura, pretende, además, que entendamos porque tiempo después, cuando se reanuda el juego, Joel es un señor amargado, seco y que no quiere relacionarse con nadie. Pretende que entendamos que intenta apartar a la otra protagonista de si mismo, Ellie, una adolescente que acompañará a Joel a partir de ese momento, y como va cambiando su relación, de una distante y completamente forzada al amor fraternal.

No es muy original, pero estaría muy bien si supiéramos quien carajo es Sarah. El problema que tengo con esa escena es que me están diciendo “mira aquí hay amor” pero no puedo verlo, por mucho que me digas que está. No puedo empatizar con el protagonista (que no es lo mismo que no entender lo doloroso que es para el personaje de Joel), porque no lo siento, no se quien es esa niña y no me llega la carga emocional para que me importe. De hecho, a la hora de juego ya ni te acuerdas de ella.

Es una escena forzada, demasiado forzada. Y lo entiendo hasta cierto punto. Pero, para mi, es un fallo de diseño de guion o de narración (aún no lo tengo claro). Sarah, al igual que cualquier NPC random que pasa por el juego, no tiene peso, no es nadie, es un simple punto de partida, una excusa cualquiera, olvidable, para que el personaje principal tenga una motivación, la cual, por cierto, no hace falta. Es un puto apocalipsis, no te hace falta más motivación que esa para ser un amargado y apartarte de todo el mundo porque es peligroso, es duro, has perdido gente por el camino y, seguramente, habrás tenido que tomar decisiones muy duras. Así mismo, puedes desarrollar una relación de cariño con otra persona sin que te recuerde a alguien de tu pasado.

Y si, es una cosa que se suele hacer en muchos casos, desde cómics a novelas, desde películas a series, pasando por PJs de juegos de rol donde ves que la gente se suele crear personajes movides por la venganza porque han matado a su familia o esta murió defendiendo a otras personas (Hola Sasuke y Naruto… sois cliches eternos).

The last of us es un gran juego, tiene sus fallos y a veces, algunos de ellos, no entiendo como no se dieron cuenta de ello. Se que la industria es la que es y que las ventas bla bla bla… pero forzar estas cosas, intentar apelar a la emoción de manera tan mal llevada, es un fallo bastante gordo para mi.

Recordad que es un ejemplo, hay muchos más casos, más sonados algunos, y bueno, nadie es perfecto. Quizá me guste analizar demasiado ciertas cosas, pero cuando me sacan de la ficción tan fácilmente no puedo evitar darle vueltas a estas cosas.

Hasta la próxima.

Reflexiones del blog: Más de 350 entradas en el túmulo

Pues si, llevo escritas/vomitadas/difundidas más de 350 entradas en el blog. No es que crea que sean muchas, de hecho sigo blogs que tienen muchísimas más y no creo que lo mio sea ningún hito en general. Lo que si quiero es hacer un par de comentarios en los que he estado reflexionando.

Primero de todo, y como he dicho muchas veces, yo no escribo en el blog, o al menos nunca ha sido mi intención tener seguidores ni gente constante por aquí que le flipe todo lo que hago. Me dan bastante igual los números, de hecho soy muy consciente de que tengo herramientas suficientes como para saber que le gusta más a la gente y que no, y podría enfocar el blog a ganar “adeptos y adeptas”.

Cuando escribo en el blog lo hago por razones mucho más sencillas y, quizá, en parte egoístas .

Leer más…

Reflexiones: Los limites de la tolerancia.

Creo que va siendo hora de hablar de ciertas cosas en el blog, empezando por la tolerancia, sus límites y como darle en los morros a los tonticos que vienen a llorarnos cuando no somos “tolerantes” con ellos.

Expongamos los límites primero, porque siendo realistas, todo tiene que tener unos límites.

Recuerdo una conversación que tuve con dos amigos tomando algo en una mesa en un bar de Bilbao cuando vivía por allí. No recuerdo exactamente como llegamos a esta conversación, pero si recuerdo esta bastante bien. En un momento dado ella dijo lo típico de “todas las opiniones son respetables” a lo que yo conteste con una negativa rotunda.

Le puse de ejemplo un niño que había cerca armando escándalo y molestando a la gente que estaba allí sentada, por mucho que alguien tuviera la opinión de que lo que merecía era “reventarle de una patada la boca”, esta opinión no era respetable (sinceramente, el ejemplo que puse no fue este, era mucho más retorcido y malsano).

Toda persona con sentido común y con unos límites claros en cuanto a tolerancia entiende de sobra esta parte. No, no toda opinión es respetable y no, no hay que tolerar cualquier mierda que un tarado nos quiera imponer o hacer tirando del recurso de “respeta mi opinión” o intentando volver en nuestra contra el argumento de la tolerancia tildándonos de hipocresía por no ser “tolerantes” con la mierda que nos quiera imponer. Todo tiene límites.

Hay quien en su egocentrismo y con una actitud bastante deplorable, mezquina y estúpida, cree que tiene derecho a decir y hacer lo que le sale del ciruelo, alguna veces, y conozco más de un caso, amparándose en cualquier excusa estúpida para creerse con derecho a soltar mierda.

Lo bueno que tienen estas criaturillas es que hablan mierda, tienen pinta de mierda y huelen a mierda. Así que a poco que los escuches o leas, al final se retratan solos.

Volvamos al tema. Limites de la tolerancia.

Leer más…

Diario rolero: Mi afición es la mejor…¿o no?

He estado últimamente reflexionando sobre mi afición favorita y como la vivo y la entiendo. Me he visto a mi mismo hace unos años y la evolución hasta donde estoy ahora, como he cambiado, como ha cambiado el rol para mí y como el rol me ha cambiado. También he estado analizando como el rol en general y la “comunidad rolera” han cambiado. Así que voy a soltar frases random que no aporten nada más allá de sembrar semillas de reflexiones, como mucho.

Empecemos por algo básico. Todas las personas cambian, todas y cada una. Con esta premisa es fácil comprender que la manera en la que entendemos nuestras aficiones también lo hacen. No puedo tomarme como hace 20 años una afición porque no soy la misma persona ni pienso igual, si hay alguien que no esté de acuerdo y crea que no ha cambiado, lo siento por ti, tu mundo ha quedado reducido por alguna razón a la monotonía y el estancamiento, espero que encuentres ayuda y puedas salir de eso.

Además, los tiempos cambian, las aficiones como tal requieren personas viviéndolas, y los avances y cambios tecnológicos, sociales y hasta los económicos influyen en estas aficiones. Hoy juego y debato con personas a miles de kilómetros en tiempo real y tenemos a nuestro alcance una información que hace unos años era impensable. Hoy se ha establecido tanto el jugar online y se ha normalizado tanto el rol que hay shows en los que se muestra a personas famosas de cine y Tv jugando, teniendo millones de seguidores. Y tenemos mucho rol gratis, mucho, cuando hace años lo más parecido era encontrar una copisteria que nos fotocopiara los manuales baratos porque no podíamos pagarnos ediciones originales.

Es evidente que tanto nosotros como los tiempos cambian. Lo que no tengo tan claro es que las malas costumbres, los vicios, adquiridos por exposición a ellos o por desconocimiento, y las actitudes prepotentes cambien tanto. He visto como se arrastraban estas con el paso del tiempo. Los que se reían de quienes no sabían lo que era D&D o MERP luego se quejaron de que la gente acudiera en masa a jugar Vampiro, para más tarde quejarse porque la gente ya no jugaba a los clásicos, o peor “jugaba mal”, los mismos que se quejan del rol online, o de que hayan feministas que no les dejen hacer lo que les de la gana en sus fantasías pajilleras roleras. Y si, he tenido delante gente de este calado y me ha tocado darme la vuelta y pasar de ellos.
También recuerdo a todas las hordas de nuevos jugadores que acudieron en masa a la llamada vampírica. Primero, no eran tantos como pueda parecer, pero claro, si que se hacían notar, y encima para muchos llevaban todo esto del rol a nuevas fronteras, saliendo de las mesas cerradas para abrirse al mundo, y de paso coger lo que había que funcionaba para añadirle elementos, que algunos gustaba y a otros no. Ya sabéis, aquello de “es que eso no es rol”.

Y no digo que fuera bueno o malo, incluso que yo pensara de una manera en aquella época que me posicionaba en un bando u otro. Aunque siendo sincero, en realidad me importaba poco lo que hacían otros y prefería coger lo que me gustaba y adaptarlo a mi bola y mis mesas.

Una afición no es buena o mala por sí misma, sino que es la manera de vivirla de cada aficionado, las experiencias que tiene en esa afición, las que hacen que esta sea buena o mala para cada persona concreta. Lógicamente en una afición donde prima tener que socializar, si das con personas con las que no tienes afinidad ninguna y que no tenéis los mismos gustos, difícilmente podrás divertirte.

Y esto viene a colación porque me parece que hay una vertiente de la “comunidad rolera” que olvida que el rol es simplemente una afición más, una que encima requiere socializar, y por encima de todo una afición en la que nos metemos en la piel de otros y debemos interpretar y “empatizar” con otras maneras de ser.

Leer más…

Diario rolero: Adultos roleros y niños

Hace un tiempo en una de las entradas pedía que alguien me dijera de juegos para jugar con mi sobrina (ahora tiene 7 años), en aquel entonces creía que yo mismo quería jugar con ella, que me gustaría que ella tuviera una experiencia similar a la mía, o incluso mejor, gracias a los juegos de rol. Pues bien, hoy por hoy creo que estaba equivocado, y no porque no quiera que mi sobrina juegue a rol y pueda disfrutar de esta afición como yo lo he hecho y hago. Hoy en día quiero que mi sobrina, y cualquier persona, se acerque al rol como algo que ellos desean y que disfrutan. Desarrollo esto.

Si, quiero que mi sobrina se divierta, disfrute, se ria y que sea feliz jugando a rol. Claro, que quiero exactamente lo mismo con cualquier otra afición que tenga ella. Lo que pasa es que yo he llegado a un punto donde el rol me da todo eso y como es lo que conozco pues a veces creo que otros pueden llegar a tener la misma experiencia, olvidando en ocasiones que igual otras personas con gustos diferentes no disfrutan de mi afición como yo mismo,

Estas circunstancias han hecho que no me diera cuenta que, en mi caso, mi sobrina es demasiado ajena aún a mi afición y que realmente quiere “probar eso del rol” porque me ve a mi constantemente leyendo, hablando, oyendo y escribiendo sobre rol.

Hablar con mis amigos, sobretodo con Neb, que tiene un punto de vista bastante cercano al mío, ha hecho que reafirme esta opinión. Quizás no sea el momento aún, o quizás no de la manera que yo podría compartir con ella.

Leer más…

Juegos de mesa colaborativos, Zombicide Invader

 

Hoy me apetece variar y no escribir de rol, que últimamente el blog parece monotemático, lógico por otra parte porque yo dedico casi exclusivamente mis ratos libres al rol.

Pero también es cierto que llevo un par de meses jugando esporádicamente a Zombicide Invader con el mismo grupo de amigos, y esto hace que me haya dado cuenta de ciertas cosas que me llaman la atención.

Todas las personas que jugamos habitualmente formamos parte del mismo grupo de amigos. Lo que hace que pasar rato con ellos sea algo que hago disfrutando siempre. Me parece un dato relevante porque he jugado con otras personas y estando gente que no conozco y no he disfrutado del juego tanto.

Al jugar con las mismas personas avanzamos en el juego poco a poco y probamos cada vez más misiones. Jugar con gente nueva que no sabe de las mecánicas del juego implica tener que enseñarle y por lo tanto o bien metes a esa persona en una misión difícil a “verlas venir” o a que el resto le diga que hay que hacer y que no, dedicándose a tirar dados e intentar entender lo que está pasando.

Sinceramente, jugar con mis amigos este tipo de juegos me gusta. No es solo por el disfrute de la compañía, que como digo es lo habitual, ni por el juego en si. La confianza que tenemos hace que me me indiquen detalles de mi mismo que de otra manera no identificaría tan fácilmente, o asumiría en mi caso. La cosa es que con este juego en particular saca mi lado competitivo, el cual en juegos de rol es completamente nulo excepto en muy contadas ocasiones. Y este es algo que he sacado gracias a las personas con las que juego.

Pero volvamos al tema, que no hablo de mi si no de Zombicide Invader.

Leer más…

Reflexión: Realidades roleras, acoso en la red.

Últimamente ando bastante mosca con ciertos grupos roleros, que escondidos cual ratas detrás de palabras bonitas y dogmas que lanzan a la cara de cualquiera que pase por allí cerca, tapan una realidad bastante enfermiza.

Los leo y me recuerdan a los pobres monos que se dedican a tirar mierda desde detrás de una reja, creyendose a salvo de la venganza de sus objetivos, de hecho esta actitud sólo te convierte en el mono de circo que otras manos y voluntades llevan de pueblo en pueblo mostrando a los espectadores, encerrado y tirando mierda al resto, como gesto de rabia y venganza por no estar contento con tu propia realidad entre cuatro rejas. La diferencia con un pequeño simio es que estas rejas son autoimpuestas.

Pero pongamos un poco de contexto histórico personal. Por mi condición de moderador de foros he estado siempre expuesto a la ira de gente que creía que abusaba de mi poder… si, hay gente que cree que ser moderador de un foro friki es como un avance en la jerarquía social y tiene implícito  tener poder y que ese poder se te puede subir de alguna manera retorcida a la cabeza y abusar de él. Bueno, si creíamos que la estupidez no puede llegar a más esperad, que aún no he terminado. “No creerán lo que hicieron a continuación”

Resulta que hay gente que llega a un sitio donde hay unas normas y se las salta, y de pronto llega un moderador a avisarle o, en caso de faltas graves, a tomar medidas. Pues en su suprema “sabiduría” hay individuos que no solo no aceptan que se hayan saltado las normas, si no que encima estamos abusando del poder que tenemos al avisarle o tomar las medidas que se especifican en las normas.

Vaya, que si yo llego a un lugar donde gente variada de diferentes edad, circunstancias y grupos sociales conviven lo lógico sería tener un poco de sentido común e intentar molestar lo mínimo posible mientras disfrutamos del lugar y lo que nos ofrece. Además de eso si ya hay unas normas establecidas, visibles para todos y encima los moderadores de dicho lugar en vez de esgrimir directamente sus herramientas de moderación intentan dar avisos porque no todo el mundo se aclara por muy fácil que se le ponga, pues es complicado, a mi modo de ver, que vaya a suceder alguna circunstancia que acabe en mal rollo, baneos y disputas.

Pues no, en una gran mayoría de casos las “afectadas victimas” se quejaron del abuso de poder ostentado contra ellos “injustamente”.

Leer más…

Reflexiones: Tener días señalados.

Día del rol gratis, día del cómic gratis, día de la empanada de carne gratis, día del día gratis… Por lo visto a las personas nos gusta tener un día que conmemore nuestra realidad diaria de alguna manera, que normalice en algunos casos esta y que de a conocer nuestras aficiones, pasiones, vidas, ideologías o lo que se nos ocurra.

En principio no me parece mal que haya un día concreto que señale que los que somos y hemos sido diferentes estamos aquí y que seguiremos estándolo.  Cuando, ya sea por nuestras condiciones, ideologías o aficiones, en mayor o menor medida nos hemos visto relegados a un rincón social, a ser unos parias o peor, a ser perseguidos, repudiados, agredidos e incluso asesinados (no es mi caso concreto pero existen por mucho que algunos lo quieran esconder), veo lógico que poco a poco se normalice y que además se tenga un día, o varios, al año para que no se olvide.

Mi problema es el de siempre con estas cosas, como la humanidad retuerce y monetiza cualquier acto. Voy a hablar del día del rol gratis porque es lo que me toca ahora mismo más y porque fue la semana pasada, pero esto se puede aplicar y escalar a cualquier iniciativa.

Desde hace tiempo veo el Día del rol gratis con un sabor agridulce. Por un lado está la gente que intenta aportar, con mayor o menor aceptación dentro de la comunidad de sus obras, pero siempre desde una perspectiva generosa y altruista “ahí tenéis mi esfuerzo, disfrutadlo, cambiadlo y aprovechadlo”.

Esto me parece estupendo. Las perspectivas, ideas y desarrollos de otras personas que son tan diferentes a mi me aportan mucho, aunque en realidad acabe aprovechando más su manera de ver el rol que su obra en sí (soy un rolero al que le gusta hacer sus propias cosas una vez tiene un sistema más o menos estable). Entiendo que esto a otros roleros les da la oportunidad de tener en la recamara mucho material del que tirar mano. Cualquier cosa está bien en este caso, cuando yo he compartido mi trabajo lo he hecho con la idea de que se aproveche de cualquier manera excepto de una muy concreta, ganar dinero a mi costa.

Leer más…

Diario rolero: Cuando la motivación se convierte en frustración

Pues si, el titulo no puede ser más claro, llega un momento en todo proyecto en que por muy motivados que estemos, por mucho que nos hayamos esforzado, por mucho que hayamos ido haciendo todo el proceso lo más sensato e incluso profesional posible dentro de nuestras capacidades, en que algo falla y nos encontramos con un problema que parece no poder superarse.

Cuando invertimos esfuerzo, sacrificamos parte de nuestro tiempo y dinero, e incluso tenemos que cambiar parte de nuestra vida para poder afrontar un proyecto y encima lo hacemos con toda la motivación de la que hemos sido capaces nos podemos encontrar que no cumplir un mínimo de expectativas pueda llevarnos a una frustración tal que tengamos ganas de hasta mandar a tomar por saco el proyecto en el que tanto hemos invertido.

Y no, esto no sólo pasa en rol, a mi me ha pasado en mi oficio, en alguna asociación, en grupos de juegos, en proyectos de modelismo, en el blog… en fin, en la vida en general. Pero me centro en el rol porque es de lo que me apetece hablar ahora mismo.

Afrontar esa frustración es complicado. No sólo tenemos que volver a empezar a motivarnos, que a veces ya es difícil por si mismo, si no que además tenemos que quitarnos primero esa frustración. Si encima se nos juntan varios problemas, ya sea en el mismo ámbito o en otros, pues peor aún.

Leer más…

Replanteando el blog

El 1 de Junio de 2014 retomé el blog después de una temporada muerto debido principalmente a mi situación personal y laboral que hizo que tuviera que mudarme a otro lugar a buscarme la vida. Después de un tiempo en dique seco decidí que el blog me ayudaba en varios aspectos: Me mantenía ocupado, me “obligaba” a consumir obras por un lado para después dedicarles un tiempo de reflexión y otro de escritura, me incitaba a escribir mis relatos, a analizar situaciones o me servía como simple escape para volcar mis cabreos (no muchos, la verdad) sobre mis hobbies.

Durante más de 4 años y medio he estado publicando una entrada por semana al menos (alguna vez más y creo que en alguna ocasión, aunque no podría asegurarlo, creo que me salté una semana). No os voy a mentir, las visitas que tengo son irrisorias, constantes pero nada destacables. Como ya he dicho en más de una ocasión, me da completamente igual. Mi intención no es que nadie lea este blog, y de hecho en algunas ocasiones he hecho un esfuerzo consciente para no hablar de ciertos temas que pudieran atraer más gente (no es que no me guste o quiera ser un ente “especial”, es que esto lo uso como vía de escape y si a alguien le sirve de algo pues mejor, aunque no sea mi intención principal).

Desde hace unos meses he vuelto a mudarme, mis circunstancias personales y laborales han vuelto a cambiar y ahora ando sumido en tareas que absorben y absorberán mucho de mi tiempo, tanto laboral como libre. Además, participar en el podcast Hablar de Nada ya se lleva parte de ese tiempo, y volver a tener cerca a mi grupo de juego y haber tenido la suerte de que me aceptaran en otro grupo de juego donde además tengo algunas de las personas que más aprecio, hace que ese tiempo se reduzca considerablemente también.

Escribir en el blog es algo que siempre he hecho con gusto. No recuerdo, que no dudo que no haya pasado, ninguna ocasión en la que tuviera que “forzarme” a escribir. También es cierto que he sabido organizarme a mi manera, aprovechando momentos donde mi fiebre escritora estaba a tope y tuviera tiempo de sobra para adelantar entradas, teniendo en ocasiones programadas con antelación varias publicaciones (hasta un par de meses creo que llegué a tener).

Leer más…

Navegador de artículos

La Biblioteca dels Jocs

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El cartapacio de las Musas

¿Qué es la literatura? ¿Sirve para algo? Esta y otras preguntas no serán respondidas aquí pero quizás otras cosas sí.

Murallas Blancas

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Quemando Cromo v3.0

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Sayko 2K20

Cyberpunk 2013, 2020 y 2077 (y otros juegos de rol)

Tinta de Celaeno

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Guía de la rolera galáctica

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Nación Rolera

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Bastión Rolero: Tu blog de juegos de rol

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Con D de Dados

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Laboratorio friki

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El manicomio rolero

Un blog con nuestros desvaríos.

Rol de los 90

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Cóctel de Rol

La bebida de los roleros

La Ciencia del Rol

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

modelismocambre

Blog personal sobre Modelismo, Dioramas. Trabajos propios como de otros compañeros

The Dragon's Lair

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El Claro del Fauno

Porque a todos nos gusta hacer el cabra

Casa Dorkaraz

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...