El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine…

Archivar en la categoría “Reflexiones”

Hobbies y Listas imprescindibles.

En todo lo que llevo de vida de aficionado a diversos hobbies he visto a mucha gente hacer listas de recomendaciones: 10 Cómics que no te puedes perder, 7 juegos de mesa que debes jugar, 13´48 películas imprescindibles

A mi no me veréis hacer una lista de estas. Creo que ya he contado que empecé a hacer una de películas de terror cuando un amigo me preguntó cuales le recomendaba ver y me salía una que sin terminarla, por muchos y diversos motivos, tenía cientos de títulos apuntados.

Es tan subjetivo y depende tanto de la persona que hace la lista que a no ser que se haga una especialmente pensando en los gustos y preferencias de alguien, dicha lista no se acercará ni de lejos a lo que debería ser. Y eso contando que quien hace la lista conozca a la perfección a quien va dirigida. Por eso las listas publicadas de este modo en internet me parecen tan fuera de lugar.

Lo que tengo claro es que obviando esto, si es que se puede, la mayoría de listas que he visto por la red pecan de lo mismo. Vamos a exponer el tema. Una lista de este tipo va dirigida sobretodo a personas ajenas al hobby del que hablamos o que llevan muy poco tiempo en este. Lógicamente a alguien que lleva 40 años viendo cine o leyendo cómics habitualmente no le puedes enseñar mucho y casi seguro que si no sabe tanto o más que tu al menos ya sabe de sobra de que obras estás hablando y por sus gustos y preferencias tendrá diseñada su propia lista.

Leer más…

Reflexión adaptaciones al cine: Este no es “mi Joker”

Que internet es un medio y una herramienta fantástica para dar capacidad de opinión global a quienes hasta hace poco no la teníamos, o el archivo de información más extenso que podríamos imaginar es algo innegable. También es cierto que muchas personas lo usan para verter algo más que opiniones e información, y uno de los casos más comunes con los que nos encontramos hoy en día es el de la interpretación de la cultura en todos sus ámbitos. Bueno, de la cultura y de lo que no es cultura, pero de eso no pretendo hablar, al menos de momento.

Particularmente hay obras que no me gustan y que parece que soy de los pocos a los que el llamado “Maestro del terror” Stephen King le parece muy “sobrevalorado”, entendiendo el termino como alguien a quien se le atribuyen más virtudes en general de las que a mi me parece que se le deberían atribuir. Y tiene obras que me gustan, que una cosa no quita a la otra. No llego a entender por ejemplo la necesidad de ensalzar y mitificar hasta límites divinos a personas que hacen un trabajo, muy bueno si, pero algo que es claramente humano. Pero no quiero meterme en temas psicológicos y metafísicos hoy.

Estaba hace un rato leyendo una de las tantas opiniones sobre una adaptación de un cómic al cine y como siempre hay quien necesita justificar con argumentos (no voy a negar que tengan algo de razón en base, pero en general para mi son excusas bastante tristes) que le cambien un personaje. Y eso sin llegar a meterme en profundidad a analizar las razones que llevan a algunos a poner el grito en el cielo por los cambios a unos personajes y con otros no pasa nada.

Empecemos por lo básico. Que, por ejemplo, Nick Furia (que ya trajo cola este tema del cambio de raza hace años) fuera blanco en los cómics y negro en las películas. Quien asegure esto categóricamente es que no tiene ni idea de lo que habla. Mucho antes de que se plantearan hacer siquiera un film donde apareciera Nick Furia siendo negro ya existía en el universo Ultimate un Nick Furia negro.

Con la última película de X-Men donde sale Apocalipsis, tenemos otro caso similar. El Apocalipsis que yo leí en su día (y tengo pendiente volver a leer porque han pasado muchos años) no era similar, de hecho a mi no me parecía Apocalipsis, y tengo serios problemas con el reparto en general de esa producción. Entre que Cíclope es un personaje que cada vez que sale en un cómic me baja el interés por la historia (algo parecido me pasa con Superman en algunas etapas), que quieren meter tanto personaje que no desarrollan ninguno y que algunos actores no están en su mejor trabajo, en el tema que más atañe a los personajes no puedo decir nada que me haya parecido medianamente destacable. ¿Quiere eso decir que son malos actores? No. Ya os he comentado varias veces que las cosas no son tan simples. El guión no me parece bueno, el diseño de personajes no me parece bueno, la dirección creo que es mejor de lo que aparenta pero en el montaje hay algo que hace que no acabe de ser decente. Hay escenas que no tienen mucho sentido, que sobran o que quieren hacer un guiño y lo que hacen es simplemente estar como un pegote, sin aportar a la historia nada.

Leer más…

Reflexiones: Hablemos de calidades y a que llamamos Calidad.

Una de las cosas que más me interesa al hablar con un creador de contenido y que intento sacar el tema siempre que puedo hablar con ellos, aunque no son muy propensos algunos a ello, es del tema del Control de calidad al producir ciertas obras, sobretodo en aquellas en las que se tienen que hacer reproducciones (copias, para el que le guste un lenguaje menos especifico). Por dejarlo patente, me encantaría poder ir a una de las grandes empresas y ver como hacen esos controles de calidad y hablar con los responsables de estos, aunque me da que va a estar un poco difícil y tendré que dejarlo para otra vida.

Cuando hace años escribía indignado por el trato que recibíamos los jugadores por parte de ciertas empresas y sus actualizaciones de reglas, las cuales parecían no testear me refería precisamente a estos controles de calidad en una parte muy especifica del hobby. Hoy por hoy me interesa más en la parte de las miniaturas o en otros ámbitos no relacionados con el modelismo o miniaturismo, como pueden ser las camisetas de baloncesto o las reproducciones de libros o novelas (por poner ejemplos que no vienen nada a cuento).

Desde hace unos años han proliferado, por suerte para la comunidad, una gran cantidad de empresas y escultores que van por su cuenta, los cuales nos proporcionan alternativas muy atractivas tanto en precios como en diseños, en los cuales no nos vamos a meter hoy pero si que me gustaría mencionar que no solo hay alternativas baratas para otros juegos, si no que hay quienes tienen sus propios diseños y estéticas, lo cual es de agradecer.

De lo que quiero hablar hoy es de ese concepto de Calidad que parece que algunos no compartimos con la idea generalizada. Voy a poner un ejemplo para que quede claro y no nos perdamos mucho. Pongamos que una empresa que empieza quiere entrar en el mundo de la fantasía épica de los 28 mm (Warhammer) y hace unos Orcos (iba a poner enanos pero es que hay muchos) que se basan, como casi todo lo de fantasía, en los del Señor de los Anillos (si, amigos frikis, GW no inventó nada de esto). Dichos Orcos tienen un diseño menos detallado y un poco alejado de los de Warhammer, pongamos que más estilizados (Cabezas, manos y pies más “reales” y no tan grandes, menos musculatura y con una estética anatómicamente más cercana a un humano, que es en lo que se basan estas criaturas). Al ver los diseños y compararlos con lo que estamos acostumbrados (Warhammer), nos parecen feos, ya que no son como los que nos gustan estéticamente, son más enclenques y para colmo están menos detallados.

Leer más…

Reflexiones: Exaltados en la Red

Hace apenas dos minutos que estaba en una red social mirando por encima algunas publicaciones. Suelo hacerlo porque de vez en cuando veo fotos de miniaturas o novedades de las cosas que me gustan, por ello no me paro mucho a ver comentarios ni cosas así a no ser que me llamen mucho la atención el contenido y por leo los comentarios, si no son muchos, por si aportan alguna cosas al contenido. Siempre ando con poco tiempo para estas cosas, o mejor dicho, intento dedicarle el tiempo justo para tener el resto disponible para  el hobby y por supuesto no me gusta perderlo en disputas de asuntos que “ni me van ni me vienen”. Voy a publicar esta entrada semanas después de escribirla, porque tengo ya programadas unas cuantas y porque paso de ser catalizador de salseo, para eso ya está telecirco, google+ o algunos canales de youtube.

He visto una tira cómica, supongo que amateur, y que ha publicado un grupo de gente que tienen una web donde publican muchas noticias, novedades y curiosidades del mundo friki, desde cine a cómics pasando por juegos, eventos, series… y cada día por lo que yo se publican cosas, desde hace años, lo cual quiere decir que tienen una cantidad de información que reparten al mundo difícil de calcular. Ah, se me olvidaba…¡No, es mentira!(1), es una manera de incidir más claramente en este punto porque todo es gratuito. Supongo que tendrán algún tipo de método de donaciones o alguna manera de financiarse todas las horas que al día le dedican a esto, pero en general puedes acceder a todo su contenido por la cara. Cuento esto para ponernos en situación y sobretodo para poner un ejemplo de una de las cosas que más me toca las narices de internet. Otro día hablaré sobre el dinero que se puede o no ganar en internet y lo que me parece.

Hoy han publicado dicha tira cómica en su muro de una red social (imagino que en otras también, yo lo he visto ahí), el chiste era que 4 personas estaban sentadas en una mesa y 3 de ellas hablaban de un actor de acción de los años 80, mencionaban una escena y la película donde salía dicha escena, la cual para cualquiera que viviera los 80 es una escena que recordará casi seguro. Bueno, pues hay un error, no se si hecho a propósito o no, y atribuyen esa escena a otra película del mismo actor hecha en la misma década. No le he dado mucha importancia porque la verdad me da bastante igual si es de una u otra, aunque he detectado el fallo, el chiste, que a mi no me haya hecho gracia (tampoco soy el tío con el sentido del humor más habitual) es el mismo sea la película que sea.

Pero de casualidad he visto un comentario, de hecho iba a pasar pero me ha llamado la atención algo de esa zona (creo que mis ojos ven y mi cerebro registra automáticamente y algo ahí ha encendido una chispita de conciencia que me ha hecho leer con detenimiento) y lo que he visto es comentarios que, al menos mientras yo los he leído,  llegaban al insulto y eran bastante despreciativos con el tema del error de la película. Esto ha hecho que se encendiera mi chispa y me diera por hablar de este tema un poco.

Leer más…

Reflexión: El hobby del miniaturismo en la red, blogs y foros.

Hace unas entradas, en la reflexión “Vivir el Hobby, un poco de historia personal”, comentaba que fue todo un hallazgo cuando después de unos años apartado de la afición por los wargames y miniaturas y regresar a este me encontré con toda una comunidad en internet. Para los más jóvenes quizá vivir sin internet no es algo concebible, e incluso para mi a día de hoy me cuesta imaginarme mi vida sin estar cada día conectado a la red de una u otra manera, de hecho mi ocio, mi trabajo y hasta ciertas actividades cotidianas las realizo parcialmente a través de internet. Pero no hace tanto que la red global era algo que usaba esporádicamente para mirar cierta información concreta y poco más, al menos en mi caso y el de muchos otros usuarios.

Cuando internet empezó a asentarse realmente en la vida de la mayor parte de las personas y con ello muchos comenzaron a compartir con otros sus aficiones (que es de lo que se tratará aquí), los aficionados al modelismo y miniaturismo (y a los cómics, rol, videojuegos…) encontraron su propio espacio allí. Con ello empezaron a surgir webs, foros y blogs, donde se creaba contenido basado en las experiencias de aquellos que simplemente tenían ganas de compartirlo y enseñar a otros, desde cualquier parte del mundo, su manera de hacer las cosas, lo que habían aprendido, su visión de las reglas o de como deberían ser estas, etc.

Lo que se hacía en tiendas, asociaciones o grupos de juego se trasladó también a ciertos sitios virtuales y se crearon comunidades donde con los aportes de cada usuario se iban llenando ingentes estanterías invisibles con manuales, tutoriales, lecciones, opiniones, preguntas y respuestas, noticias y mucha información de cualquier tipo para todo aquel que estuviera interesado pudiera disponer de ella, gratuitamente y sin esperar nada a cambio.

Para mi, que desde niño había acudido a la biblioteca municipal a devorar libros y cómics por igual, era como si hubieran cogido una biblioteca, la hubieran llenado de material del hobby y acudiera gente que como yo disfrutaba de la afición. Voy a contar algo de mi vida pasada en relación a esto y es que tuve mucha suerte y donde yo residía la biblioteca municipal contaba con un empleado hiperfriki, amante de los cómics, el cine y la literatura, y que me prestaba su propia colección de cómics o manteníamos charlas sobre cine y literatura durante horas y horas. Allí conocí y aprendí muchas cosas, aunque no estuvieran relacionadas con el modelismo en sí, y según algunos también “perdí mucho tiempo”. Pues internet me dio la oportunidad de encontrar un sitio que se convirtió para mi en ese lugar donde podía acudir a disfrutar de esa manera. Además, juntando a gente de sitios tan diversos y distintos. Algunos de esos sitios se convirtieron poco a poco en mi escape o mi casa en muchos sentidos, invertía (y lo sigo haciendo) muchas horas en ellos y muchas de las cosas que he creado lo he hecho porque allí sabía que había gente a la que podría ayudar y lo valorarían.

Leer más…

Reflexión: Vivir el Hobby, un poco de historia personal

Había empezado a escribir esta entrada intentado hacer un tutorial básico de pinturas (que haré dentro de nada) y escribiendo lo que me apetecía tal cual me ha salido esto, un poco tostón imagino que para algunos, pero creo firmemente en que las experiencias de los demás teniendo en cuenta su punto de vista y las circunstancias en las que ha vivido esas experiencias pueden ayudarnos en todos los aspectos de la vida, así que aquí tenéis otra de mis reflexiones con un poco de historia personal relacionada con el hobby miniaturil y más concretamente con la manera de vivir el hobby y su evolución.

Cuando yo empecé en esto hace más de 20 años mis primeras miniaturas compradas y pintadas con pinturas acrílicas de la marca La Pajarita, que es lo que vendían en las papelerías de mi pueblo y lo que tenía por casa fueron de Heroquest y Cruzada Estelar, lo que hizo que años después tuviera que despintar todo lo que había pintado (que no nos engañemos, no era mucho) porque los brochazos no eran dignos de admirar por nadie, y me costó bastante quitar aquella pintura, todo sea dicho de paso, porque lo hice con agua, jabón, un cepillo y un punzón.

Una vez compré mi primer Warhammer (ya he comentado alguna vez que fue 40K) e introducido a jugar a Fantasy, fui acudiendo a jugar a la GW de Valencia de vez en cuando si podía quedar con algún amigo, donde veías miniaturas pintadas sublimemente por otros,  algunos pintaban en la misma tienda y  los dependientes hacían de guía a la gente en esos primeros pasos de pintura, había tutoriales en la revista oficial White Dwarf, y hasta te regalaban una de esas guías gratuitas en aquellos tiempos remotos en la misma GW,  empecé a enterarme de que había que cuidar los pinceles, usar agua para diluir la pintura y sobretodo que había diferentes técnicas para pintar dependiendo del efecto que querías conseguir (Pincel seco, Veladuras, Degradados…), aunque la verdad sea dicha, todo en teoría, porque si bien ya sabía de esas cosas como a mi lo que me gustaba por entonces era jugar, cuando pintaba lo hacía sin mucho interés, sin continuidad y sobretodo sin paciencia alguna, con lo que de lo pintado en aquella época no queda nada (todo pasó por el proceso de despintado). También veías las novedades de Fantasy Y 40K, e incluso de los juegos de especialista cuando iban sacando alguno, que aún recuerdo lo que me enamoró la primera batalla de Mordheim que ví, sin saber de que iba siquiera el juego.

En un principio solo conocía Citadel como marca de pinturas, pinceles y accesorios para miniaturas y escenografía, aunque gracias a un familiar pintor conocía otras marcas de pinturas no especificas para miniaturas, y años después descubrí que Vallejo no solo tenía una gama para pintura de cuadros acrílica, como creía, sino que tenía toda una gama bastante amplia para miniaturas.

Leer más…

Mis obras favoritas, reflexión

Si tuviera que hacer una lista de mis 10 obras, sean de cine, literatura, música, cómic, juegos o lo que sea, favoritas, creo que me llevaría años poder hacerla y aún así no quedaría conforme. En mi vida he leído, visto y disfrutado muchas obras y si bien algunas tengo claro que no podrían entrar en un top 10 de esos que tanto le gusta a la gente hacer (cosa que no entiendo mucho), con otras muchas tendría serías dificultades para ponerlas en una lista y decidir cual de ellas me gusta más y cual menos.

En general se tiende a categorizar y jerarquizar todo, logicamente hablo de una sociedad moderna y “avanzada” culturalmente, aunque esto es relativo y yo no pondría la mano en el fuego asegurando que vivimos en una sociedad avanzada culturalmente, aunque si que se nos presupone como sociedad, al menos en España, que es lo que conozco y vivo, cierto gusto por temas culturales. Ya he dicho varias veces que a mi eso de las “etiquetas” no me acaba de convencer, pero creo que me estoy desviando del tema que quería plantear.

Empecemos por lo básico ¿donde empieza y acaba cada género artístico? Está claro que la música se diferencia de la literatura en que esencialmente una es oída y la otra leída, aunque la primera con conocimientos del lenguaje musical se puede leer perfectamente y la segunda se puede escuchar cuando alguien lee en voz alta (que hay eventos y certamenes de estas cosas) o incluso se puede disfrutar de la literatura leida o narrada por otros como canciones y esta manera para mi  es una gran narradora de historias e ideologías. En mi opinión todo se fusiona en cierta manera y es complicado decidir que tipo de “género” me gusta o atrae más. Escribo habitualmente (no solo en el blog o los foros, si no relatos, algunos los he puesto en el Túmulo pero la mayor parte no), leo todos los días sin excepción (no solo en la vida cotidiana en el trabajo o el diario correspondiente, si no por placer, al menos un rato cada día, me relaja y lo disfruto mucho). Los cómics son directamente una especie de “literatura gráfica” (lo pongo entrecomillas porque el término parece que se aplica a un tipo especifico de grafísmo para adultos) donde se fusionan literatura, dibujo y pintura por igual. Y el cine es considerado por algunos como la unión de todos los géneros artísticos, pudiendo aunar dibujo, actuación, música, literatura… usándolo como herramientas para conseguir el fin único del arte, la recreación y expresión de realidades o abstracciones. Y si, he dejado los videojuegos para lo último por el simple hecho de que tienen todas las herramientas a su mano pero con la peculiaridad de que necesitan que el jugador sea parte de la historia siempre, da igual de la manera que lo hagan, pero como no consigan que el jugador se sienta parte de la historia o al menos se implique un mínimo, no tendrán sentido como juego y todo el empeño que se le ponga a la parte artística será en vano.

Si no soy capaz de decirme por un género, imaginad elegir solo 10 obras concretas y dotarle de un sentido a esa decisión. Por eso me sorprende tanto esos rankings que hace la gente alegremente, bueno, la gente o las publicaciones especializadas, que se empeñan año tras año en “vendernos” ciertos productos poniéndolos en unas listas de los “mejores del universo”, y al año siguiente nadie se acuerda apenas de ellos a excepción del infeliz que pagó en su día un dineral pensando que se llevaba la ganga del siglo a casa,algunos ni llegan al año (eh “The Division”).

Leer más…

Reflexiones: Niños y juegos

En primer lugar vamos a ponernos en situación, porque para esto hace falta. No suelo escribir habitualmente artículos de opinión más allá de comentar si me ha gustado o no alguna obra (ya sea literatura, cine, cómic, escultura, pintura…) y una pequeña argumentación sobre ello, por varias razones, aunque la más importante de todas es porque no quiero. El túmulo es un sitio donde quiero hablar de modelismo, donde intento enseñar sobre técnicas y contaros un poco mi visión (al fin y al cabo es mi opinión) pero sin intentar profundizar mucho. Cierto es sin embargo, que en algunas ocasiones he hecho alguna crítica o escrito más concienzudamente, pero sobretodo ha sido en algún tema muy especifico o cuando tenía un cabreo bastante grande y aunque sigo mosqueandome con algunas cosas ahora tiendo a intentar ser más consecuente conmigo mismo, aceptar ciertas cosas y luchar lo que puedo y quiero contra lo que entiendo que hay que cambiar, sin volcar mi bilis, mala leche y frustraciones en el blog (algunos creerán que eso pasa a menudo, pero la verdad es que no, y pocas veces he tenido que reescribir o borrar un artículo total o parcialmente).

Dicho esto, pasemos al segundo punto antes de entrar al tema central. A mi no me suelen gustar los niños. Esto es importante por el tema que vamos a tratar hoy, y tengo que ser claro antes de que alguien empiece a llenársele la cabeza de palabras como “Idiota” “Fanfarrón” o, la frase que más me gusta “Eso no puede ser, se engaña a si mismo, si tuviera un hijo no lo vería así”. A ver, no dudo en ningún momento que de tener descendencia haría lo que fuera por ellos, lo cual no quiere decir que me  la mayor parte de las veces vea pasar tiempo con los pequeños como algo poco placentero y prefiera estar haciendo otras cosas. Tengo una sobrina, a la que adoro y con la que me gusta pasar tiempo con ella, y hay algunos niños con los que no solo no me importa compartir tiempo, si no que disfruto con ello, pero son los que menos. También es verdad que con los adultos me pasa algo similar, aunque en la mayoría de casos puedo encontrar algo de lo que hablar sin verme excesivamente aburrido o que me cause repulsa… en la mayoría de casos.

Estas explicaciones vienen porque hace tiempo que me planteo que juegos compartir con mi sobrina de 4 años, me explico. No me refiero a que juegos ponerla a jugar mientras veo la tele para que no me moleste, o que enseñarle porque a mi me gusta “a ver si se une a las filas frikis”. No, a pesar de lo que muchos piensen después de los dos primeros párrafos, cuando pienso en que jugar con la niña es porque quiero disfrutar de compartir mi tiempo con ella (o con algún otro que me cae bien), e imagino que no hace falta ser padre para querer que un crío disfrute con un juego mientras aprende algo de valor. No soy padre, ni psicólogo, ni siquiera me he informado mucho sobre estos temas antes de ponerme a escribir (al fin y al cabo no soy un periodista ni cobro por escribir), pero si me interesa lo suficiente la situación como para exponerla y analizarla desde mis conocimientos, que no son muchos, la verdad.

Total que ante la pregunta ¿que juegos hay que me gusten a mi y pueda jugar con mi sobrina de 4 años? se me planteaba otra casi más complicada ¿y que juegos hay que me gusten y crea sean adecuados para una niña de 4 años?. Las preguntas aunque similares no son iguales, en la segunda me pregunto por los valores que voy a mostrar y la manera de afrontar situaciones a una mente que se está formando. Pongo un ejemplo simple. Me encantan los juegos de miniaturas, y podría enseñarle a jugar a un niño de 6 o 7 años a Blood Bowl perfectamente, pero ¿Lo que quiero que aprenda es que la manera de ganar es dar palizas al contrario, machacarlos a tortas y cuando están en el suelo reventarlos de una patada en la cabeza? Si, si, si, es un ejemplo un poco extremo y no recuerdo la edad recomendada que ponía en la caja de BB en su día, aunque eso me da igual ya que una edad recomendada no quiere decir que no puedas decidir enseñarle a tus hijos algo que sobrepase con mucho su edad, al fin y al cabo tu como padre eres quien decide su educación, con todo lo que ello conlleva para bien y mal (en la caja de Venganza Oscura especifica para mayores de 12 años, para tener una referencia).

Pensando en esto me di cuenta que no conocía muchos juegos para menores de 12 años con miniaturas que no implicaran o jugar con muñecas para niñas o con monstruitos y coches para niños. Vamos a ver, que yo tengo una hermana menor que yo y nunca he tenido problemas en jugar con ella con coches o con juegos “para niños”, y me jode bastante que el mercado actual sea como es a la altura que estamos. Yo no seré padre, pero me parece una gilipollez que las niñas tengan que ir de rosa y los niños tengan que jugar a pegar tiros o lanzar Kamehameha, aunque lo haya hecho yo desde bien pequeño. Pero bueno, que me voy del tema a otro que tendría para tratar largo y tendido como es la separación de géneros en el mundillo y la discriminación, que haberla la hay.

Retomemos el tema. No hay apenas juegos destinados a que juguemos con las nuevas generaciones, a nosotros nos gusta lo que nos gusta, y las empresas de juegos de miniaturas lo saben, o al menos lo han aprendido durante tantos años y por eso hay tantísimos clones de Tolkien en el mundillo, o universos ricos que han ido fagotizando cualquier cosa que pudieran cuadrar minimamente en su ambientación (si, me refiero a 40K, que pese a que me gusta su ambientación por rica y profunda no quiere decir que no hayan ido copiando y adaptando todo lo que podían copiar y adaptar a su mundo).

Lo curioso es que ni siquiera en la mayoría de webs donde venden estos juegos son capaces de poner la edad mínima recomendada por el fabricante, cosa que en la época donde puedes comprar cualquier cosa y que te la traigan a casa es un poco raro, quiero decir, que si obligan al fabricante a especificar la edad ¿por que no se obliga a la tienda que nos lo vende sin mostrarnos la parte donde se especifica a que lo señalen de algún modo?. He estado mirando algunas webs (no todas, no tengo tanto tiempo) de juegos de miniaturas, y solo Edge y Fantasy Flight Games tienen especificada claramente la edad mínima recomendada sin tener que buscar exhaustivamente (muchas veces sin resultado), y no en todos sus productos (ni rol ni muchos juegos de cartas los tienen). Tampoco quiero parecer un alarmista que vaya a sacar la antorcha y dirigirse al castillo de turno a intentar matar al monstruo cliché que toque ese día por esto. Siendo como soy lo primero que haría es ponerme en contacto con las empresas pertinentes y preguntar mediante email que edades son las recomendadas, al fin y al cabo me interesa a mi más que a nadie saberlo (aunque esto también es discutible), y ya está.

No deja de resultarme curioso que yo empecé en este mundillo con mucha menos edad de la recomendada ahora mismo (entre 12 y 14 años he estado viendo) aunque también es cierto que siempre fui un niño raro adelantado a mi tiempo en algunos aspectos y muy infantil en otros (o eso decían, que a mi me daba igual mientras me dejaran hacer lo que me gustaba).

Aunque sigo desviándome. Lo que quiero, simple y llanamente, es un juego que pueda gustarme a mi y a la niña a la vez. Ni quiero tener que jugar con la prima de Barbie que tiene una cafetería en el centro de la ciudad de moda donde sirve “Cupcakes” y “Capuchinos macchiato”, ni quiero que los valores que aprenda de su tío antes de saber distinguir realidad de ficción es que mediante la violencia desmesurada es como se pueden alcanzar las metas y donde no hay consecuencias por nuestros actos (repito, se que exagero, pero para que se entienda, yo crecí entre películas de acción de los 80, jugando a rol, wargames y videojuegos y no me da por secuestrar ancianos, violarlos mientras lo grabo y vender luego copias por la red).

En definitiva, sigo sin poder encontrar un juego de miniaturas (que sean de una pieza para que no se lo pueda tragar un crío) con el que pueda jugar con mi sobrina y compartir un mundo fantástico que nos pueda gustar a los dos. Quizás no he sabido buscar, o no he querido hasta ahora y no se como enfocarlo, que tampoco es que sea muy hábil con lo que se sale de mis conocimientos habituales. He descubierto algún juego de rol para dentro de unos años que si probaré, pero de momento, solo me queda sentarme a ver como pinta mientras le intento explicar algunos conceptos básicos de dibujo, o a que me explique el libro que ha estado leyéndole mami una y otra vez, o montar puzzles (que es una niña pequeña y entiendo lo que hay, pero eso no quita que no pueda haber algo más).

Mira que cuando me pongo algo “serio” me salen tochos… Si has llegado hasta aquí, lo siento, no hay premio, sin embargo te agradezco que te hayas molestado en leerlo todo esto y si ya me dejas tu opinión en un comentario, te lo agradecería mucho más.

Hasta la próxima.

 

 

Mis cosas raras: Cumpleaños

Escribo esto para dar mi visión sobre un tema porque parece que cada vez que doy mi opinión me caen chistes sin gracia (además repetitivos), malas miradas, gestos despectivos y un sin fin de comentarios y actitudes que van desde la típica mueca de “no hay quien te entienda” al “estás mal, chico”.

A ver, tampoco quiero que se dramatice esto, no me siento especialmente mal  porque entiendo que mi opinión no es la más habitual y por lo tanto parece extraña y hasta es incomprensible para muchos.

Empecemos por lo que sería el resumen de todo este rollo, y es que me importa una mierda el día de mi cumpleaños.

Leer más…

Mi opinión sobre las quejas

Este post es algo diferente de lo que suelo poner. Cada blog, podcast, canal de reproducción de vídeos, foro, etc, que sigo, en algún momento acaban teniendo que desahogarse por cosas que no les gustan. Esto es normal, de hecho todos lo hacemos en muchos ámbitos, como cuando en el trabajo tenemos un día duro o discutimos por alguna tontería con alguna persona cercana y vamos a contárselo para soltar mala leche y cabreo a otra, generalmente alguien de confianza y en muchas ocasiones que comparte nuestro punto de vista. Esto no es malo de por si, de hecho creo que es una práctica que evita males mayores.

En el mundillo friki en el que nos movemos esto pasa constantemente, ahora mismo mientras escribo esto acaba de filtrarse en la red parte del último libro de El fin de los tiempos (End of Times) de Warhammer Fantasy. Lo primero que tengo que decir para que luego no haya equívocos es que a mi personalmente no me gusta esta campaña, ni como la han llevado ni el desenlace de todo esto, o por lo menos lo que se ha filtrado a estas alturas, aunque seguramente cuando esto se publique ya se sabrá mucho más e incluso estará ya disponible para todo el público y quizás, solo quizás como posibilidad remota, todo lo que se ha dicho no valga de nada y GW nos sorprenda con algo diferente. Y el caso es que con el primer libro de la campaña “Nagash” me dieron esperanza en que algo bueno podía salir de todo esto. Ah, si, hablo concretamente del trasfondo, porque las reglas que he visto no me gustan nada en general, y las miniaturas tengo sentimientos encontrados, hay que me gustan y hay que no tanto, y además me resulta difícil disociar una parte del hobby de otra ahora mismo porque esas miniaturas exclusivas traen dichos cambios en trasfondo y en reglas.

Leer más…

Navegador de artículos

¿Qué becaria eras tú?

Sobrevivirás -le dijeron-, pero ya era tarde.

Circus of Paint

Age of Sigmar & Batman Miniatures Game – painting, conversions and discussion

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Proyecto roleo

Blog de escaneos y de la Megarecopilación de rol

SlowPaint

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

El Claro del Fauno

Porque a todos nos gusta hacer el cabra

volomir.com

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

LOS RINCONES DE SHIRAYU

Deportes de aventura,senderismo,montaña,rutas,viajes,actividades...mi estilo de vida

Trasteando

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

BILBOGAMES

Miniaturas y juegos de estrategia. Alameda de Urquijo 27. Bilbao. 944703194 / www.bilbogames.com

Casa Dorkaraz

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Las Lunas Hermanas

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

KNIGHT BRUSH STUDIO

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Badger Kreatures

Escultura en miniatura by Bron-k.

El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Zombicide

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...