El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine…

Archivar en la categoría “Blog”

Insultos que se van con un click

Veréis, iba a pasar del tema pero ya que estamos vamos a ir señalando actitudes y acciones que exponen a la gente como es.

Hace unos días a un individuo le pareció buena idea venir a mi blog a poner un comentario insultando, a mi, a mis amigues y a lo que escribo.

Puedo entender que no te guste lo que hago, o sea, mi obra. Puedo entender que no te caiga bien yo. Puedo entender que no te caigan bien mis amigues. Todo esto puedo entenderlo, me importa una mierda pero puedo entenderlo.

Lo que no entiendo es que vengas a mi blog a insultar, a menospreciar, a intentar hacerte el gracioso (sin gracia), a ser un abusón, un busca broncas, una persona triste que no tiene otra cosa que hacer que insultar y menospreciar. Porque mi obra y yo no te gustaremos, pero vienes a leerme, vienes a decir “no me gusta tu mierda pero soy tan tonto que la leo para buscarle pegas y luego lanzar caca como los monetes del zoo”.

Bueno, pues un click borra en mi blog esa mierda que viertes, y un texto como este, que es el único que voy a dedicar a esto porque no merece más, es lo que te llevas. 10 minutos de mi tiempo, demasiado para ti. Disfrútalos.

Lo peor de todo esto es que esta gente se dedica a perseguir a otres, durante años, ojo, insultando, menospreciando, acosando, en un intento de menoscabar su moral y sus ganas de hacer cosas. En un intento de llevar a donde ellos están al resto, para que sientan que de alguna manera, el mundo está tan muerto y podrido como su mente y su ética. Porque aceptar y asumir que su vida es triste solo tiene dos salidas, la de tirar adelante siendo un mierda, un llorón y un abusón o la de recapacitar, tener autocrítica y darse cuenta de todo lo anterior y donde les deja, y claro, querer dejarse a si mismos al nivel de la mierda que son pues no les apetece.

Esa clase de personas que se mete con el lenguaje inclusivo porque no es capaz de tener un mínimo de simpatía y de empatía por nada que no sea el ojete que ha decidido lamer tan ávidamente. Esa clase de personas que cree que tener respeto por otras personas es de débiles, de pusilánimes, de seres inferiores.

Porque no nos olvidemos de que este tipo de gente no quiere criticar, no quiere aportar, ni siquiera se les puede achacar que se les malentienda o que tengan una manera horrible de expresarse, no. Vienen a joder, a machacar, a intentar destruir a las personas que hay detrás. No les importa el rol, no les importa las obras que defienden, no les importa nada más que ellos y su frágil ego enfermizo.

Años, y no es broma, de gente que va detrás de otra vigilando lo que hacen o dejan de hacer. Años de gente que se dedica a insultar, a mentir, a contar lo que les da la gana mientras menosprecian e intentan socavar la confianza de sus objetivos, de sus víctimas. Años de gente que se dedica a ir a otras personas a intentar que dejen de ser como son, en todo lo que ello pueda significar, y que sean como ellos creen que tienen que ser. Años de gente intentando arrastrar a otres a la mierda donde viven y se revuelcan.

Diría que he escrito esto enfadado, pero ya ni eso. Lo más triste para mi es que lo he escrito un poco cansado y hastiado, y por otro lado un poco divertido, porque lo que quiero la mayor parte de las veces es perder de vista a esta gentuza y la otra tenerlos delante para que den la cara y dejen de ser anónimos cobardes (que se sabe de sobra quienes sois, aunque penséis que os escondéis). Algo significativo es que todo lo que hacen lo hagan desde anonimatos, porque claramente saben que en caso de dar la cara, a más de uno de los 5 que son, se la iban a colorear de muchas maneras y tonos diferentes. Y no, no me refiero a físicamente, que podría darse el caso en ciertas circunstancias que evitan porque, evidentemente, temen al resto. Desde sus jaulas, desde sus cuevas, lanzar caca es fácil y se creen a salvo. Aunque en el fondo lo que les pasa es que tienen envidia de no estar fuera, de no ser esas personas que disfrutan jugando, creando y socializando con gente que no es basura.

Yo, desde este sitio, sigo a lo mío y mañana seguiré escribiendo para quien me quiera leer. Que igual no os habéis dado cuenta, pero esto lo hago de manera gratuita y sin esperar ni un gracias a cambio.

Hasta la próxima. 😉

Diario rolero: Complejidades en aventuras cortas

Hace unos días leía el blog “Hablando de rol” en el que Semilla comentaba sobre su impresión respecto a One Shots. Esto me hizo recordar un tema del que llevo tiempo queriendo hablar en el túmulo. Pero antes pongamos contexto a la cosa.

Escribo rol, no es algo que no sepáis. Escribo en Crisis Creativa, tanto en su formato más habitual, el fanzine, como en otros, este mes pasado sacamos La Ciudad del Fango, nuestro primer juego de rol. Ya puestos a hacer publicidad, vamos a saco: Podéis descargar todo nuestro material en nuestra página de itch.io, gratis y en formatos pdf y epub, además, en la web de impresión bajo demanda lulu tenéis nuestro material para comprarlo en físico.

Como decía, escribo rol desde hace un tiempo, escribo y autopublico junto con mi amiga Mariola. Y la verdad es que estoy muy contento con el material que vamos sacando. Lógicamente no estoy diciendo que sea la repera, de hecho ni aunque lo fuera yo, autocrítico por encima de todo, no me lo creería. Los comentarios, sin embargo, en general son positivos, quitando de los trolls de turno que vienen a dar por saco, la acogida es buena y positiva. Las críticas, cuando se han hecho desde el respeto, se han aceptado y, en algún caso se han dado las explicaciones que, sin ser necesarias, he creído que podrían ser interesantes.

El formato que tenemos de fanzine implica tener que escribir aventuras cortas o serializadas, con todo lo que ello implica al plantear como llevarlas a las páginas de la publicación. No, no es fácil. No es ponerse a escribir a ver lo que sale, ni coger una semilla de aventura de las cientos que tengo apuntadas en decenas de libretas, documentos y papeles, y desarrollarla un poco.

Lo que me pasa a mi es que parto de una idea y voy desarrollándola poco a poco, añado Personajes, escenarios y de pronto tengo tanto material que resulta inviable meterlo en una publicación. Como ejemplo, La comarca del Grifo (aventuras y escenario publicado en Crisis Creativa Fanzine, en varios de sus números). Partí de una aventura que quería escribir, sencilla, para unas jornadas, como introducción a personas que no habían jugado a rol o como un one shot (para mi, aventura de una sesión). Lo que tenía en mis manos cuando terminé de escribir era un escenario amplio, con una diversidad de lugares y posibilidades, además de un par de aventuras.

Y me tocó trocear todo y separar para que entrara en diferentes números, o sería imposible meterlo en ese formato de fanzine. La otra opción era sacarlo por separado de dicha publicación, pero preferí no hacerlo y darle a nuestra querida publicación, todo el material posible. De hecho, con las aventuras que han ido saliendo y las que estoy escribiendo ahora, dentro de poco habrá un escenario y 6 aventuras que suceden en él, aunque sean cortas y sencillas.

Por otro lado, escribir en formato de aventuras autoconclusivas que no se vayan muchas páginas y en un formato que pretende ser de lectura y preparación rápida, es lo que es. No se pueden escribir muchas cosas complejas ni enrevesadas, o mejor dicho, se puede pero lo que escribas tiene que ser claro, conciso y directo, ya que en ese formato no te puedes extender, por lo si quieres enrevesar la trama tiene una dificultad añadida, y olvídate de meter mil PNJs.

He visto algunas aventuras publicadas que basan su complejidad en tener muchos PNJs haciendo “cosas”. Cada uno jugará a lo que quiera, pero cuando una aventura se basa en que les PJs se pasen la sesión mirando como les PNJs hacen sus movidas, pues algo falla en esto de repartir el foco en toda la mesa. O al menos a mi no me gusta nada.

En conclusión, que es complicado escribir y sintetizar para que haya una aventura corta que tenga una complejidad enorme y a la vez no se vaya a más de una sesión, a veces a más de 4 o 5, que también lo he visto. Sobre todo en mesas como algunas en las que me muevo que necesitamos desarrollo de PJs por encima de trama en las primeras sesiones, para que cuando la trama principal vaya avanzando, de verdad tenga un peso en les PJs a les que le hemos tomado cariño.

Hasta la próxima.

Diario rolero: Nunca pasan miedo y otros desvaríos sobre el terror en el rol.

He intentado pensar en un título “más guay”, que por un lado dijera lo mismo que este que he puesto y por otro no fuera tan directo, quizá más “poético”. Pero será que hoy no estoy fino o que en realidad, lo importante es que nos quedemos con la importancia de este título, la síntesis de esta entrada.

Dirijo, juego y escribo mucho rol de terror y, como indico en el título, ya os voy adelantando que da igual lo que hagáis y como lo hagáis. Da igual los “sustos” que intentéis dar a la mesa, da igual las ganas que pongas, el ambiente, los aportes externos y la trama durísima que pongáis. Nunca van a pasar miedo.

Hay gente que se frustra cuando ve que esto sucede, cuando se da cuenta que, a diferencia de como se lo había imaginado en su mente, las personas sentadas a la mesa, no se estremecen ni tiemblan de miedo.

Sinceramente, tampoco creo que una persona que pretenda esto haya entendido una mierda de que va esto del rol.

Empecemos por lo básico. Al igual que en el cine, literatura, cómics y otro tipo de obras, el género de terror intenta simular esas sensaciones de miedo, terror y horror. Entendemos que simular es exactamente lo que dice la palabra, no es que pasen miedo, si no que simulen ese tipo de sensaciones pero dentro de un entorno seguro.

Cuando estamos viendo cine de terror, sabemos que es una película, que tendrá un final y eso que no hace rememorar el miedo que podríamos sentir si nos viéramos en esa situación, desaparecerá. Es cierto que hay personas que lo viven mucho más, incluso mucho después de haber pasado por esa simulación, y esto no quiere decir que les guste o disguste tener esa vivencia. De hecho hay gente que no quiere tener esa experiencia y se aleja de todo lo que tiene que ver con el terror, y luego hay otras personas que, al contrario, buscan ese tipo de experiencias porque de alguna manera disfrutan de esa tensión, de esas sensaciones que nos hacen tener este tipo de géneros.

En cuanto al rol, creo que es mucho más difícil aún. Primero porque es necesaria una implicación por parte de todas las personas, y no hablo de quedar o no, hablo de una implicación en la ficción. Y esto es complejo porque cada persona imagina y vive esa ficción de manera diferente. Eso sin contar que cada día es distinto y tenemos vidas que nos influencian en cada sesión, etc. El caso es que para que una partida de terror tenga incidencia en las personas que juegan lo primero que se necesita es que la mesa esté implicada y quieran jugar a eso.

Además hay quienes, para mí erróneamente, confunden terror con lo que en cine se llama “Jump Scare”, sacar de pronto algo que te hace saltar de la butaca, el típico susto al abrir una puerta, retirar una cortina, etc. Que en un juego de rol se traduce a dar un susto a las personas que juegan, no a les Personajes, si no a las personas, ya sea dando un golpe, de pronto gritando, apagando una luz o cualquier cosa que no se esperen y pase de golpe.

A mi esto en rol no me gusta, bueno, ni en rol ni en cine. Me parece un recurso del que se abusa en exceso y que hace que pierda toda la efectividad excepto en casos contados. Es equivocado, a mi juicio, pensar que un Jump Scare en una mesa de rol aporta algo. De hecho lo que creo que hace es sacar completamente de la ficción a las personas, llevándolas fuera de las escenas que interpretan para devolverlos a su realidad, a esa mesa llena de dados, snacks grasientos. papeles y lápices. Esto no es miedo, es un susto, que ojo, puede ser gracioso en algún momento, pero no de manera general y hasta puede ser incómodo y desagradable. Al fin y al cabo, yo voy a una partida a que mi PJ haga y le sucedan cosas, no a mi como persona, a mi PJ, ese ente ficticio.

Y claro ¿Qué nos queda si eliminamos toda la parafernalia externa a la imaginación y encima tenemos que bregar contra la sensación de estar en un entorno controlado? Pues lo que nos queda es saber usar la tensión y esperar que, como sucede con el cine o la literatura, la imaginación de las personas haga el resto.

Me da la sensación que algunas personas, cuando dirigen, se olvidan de que esto es un juego con un componente social y muy coral. Las historias no las crea una persona, lo que hace es presentar el escenario y dejar que el resto jueguen en ese escenario con ella. El miedo no es algo que deberíamos hacer sentir al resto, ni deberíamos obsesionarnos con ello. Como director de juego, mi función es presentar un escenario con una atmosfera adecuada, lleno de entes ficticios que dan más tensión y ambiente al escenario, y tengo que dejar que se muevan por allí, y que, en caso de que quieran experimentar esa simulación de miedo y angustia, lo hagan por si mismes.

No es fácil, claro que no. De hecho, y creo que ya he hablado en el blog de las mecánicas del miedo y lo poco que me gustan, muchos manuales las tienen para poder dar una herramienta que facilite a quien juega una manera de simular esto. Justamente porque es difícil hacerlo de la manera que algunes quieren o de la manera que otres les gusta.

Tampoco creo que sea bueno generar miedo en otras personas. Pensándolo bien ¿Qué ganamos si una persona ya no quiere volver a jugar conmigo como Director? ¿inflar mi ego? a mi eso me da bastante igual. Y hay gente que me ha comentado que prefiere que rebaje el nivel de intensidad en ciertas partidas, cosa que hago con mucho gusto porque me encanta que jueguen y se diviertan.

En definitiva. Yo cuando dirijo, no me interesa ser el que mejor describe el gore, o el que pone cosas más desagradables y políticamente incorrectas. Ojo, que no me importa hacerlo si es lo que se me pide y toda la mesa quiere divertirse simulando ese tipo de terror. Me encanta el terror, disfruto cada puñetero libro, película, serie o cómic, del subgénero que sea, pero entiendo que son mis gustos y no los de los demás, y por lo tanto no tienen porque disfrutar con ello.

Total, que igual que solo podemos simular la sensación que tiene que dar poder lanzar un hechizo o pilotar una astronave a velocidad luz, pues lo mismo con el miedo. Recomendaría a toda persona que no se obsesione y entienda la diferencia para que pueda disfrutar de la experiencia, pero vaya, que cada cual viva como quiera esto, yo solo doy mi opinión en mi túmulo.

Hasta la próxima.

¿Qué ha pasado con el blog?

Dos semanas sin saber nada del blog, después de un montón de años en los que al menos había una entrada semanal. ¿Qué es lo que ha pasado? Pues dos cosas

La primera, que WordPress ha cambiado la interfaz, obligándome a usar los putos bloques que odio con toda mi alma. Me da igual si son mejores para X o para Y, a mi no me gustan, igual que no me gusta el regeton y a mucha gente sí. Para mi es una mierda tener que usar esta interfaz y me da mucha pereza.

Por otro lado, y motivo principal, mi tiempo. No he estado parado pero entre curros y movidas, al final mi tiempo se ha reducido. Además, esto ha hecho que por un lado no tenga tiempo de ver series, ni pelis, ni nada que no sea dedicarme a jugar a rol. El tiempo que he tenido libre lo he usado para escribir cosas roleras (textos, aventuras, trasfondos, escenarios…), maquetar y jugar, como DJ y como PJ. Y eso sin contar el tiempo que tengo que poner también para ciertas tareas de administración de sitios.

Así que, como ya avisé hace semanas, seguramente mi tiempo no sería el mismo y quizás no podría dedicarle al blog tiempo.

¿Esto quiere decir que dejas el blog? Pues no es mi intención. Pero tampoco tengo unas ganas locas de forzarme a escribir nada. Cuando tenga motivación de nuevo, escribiré, sin obligaciones.

Así que igual la semana que viene hay entrada o igual no. Muchas gracias a toda la gente que me lee. Nos vamos leyendo y/o hablando cuando tengamos un rato.

Hasta la próxima.

Semana de relax

Esta semana estoy muy saturado de cosas y quiero revisar bien lo que tengo en borradores antes de publicarlo.

Por eso esta semana el Túmulo va a tener una de esas entradas de relleno en las que no se dice absolutamente nada, creo que es la primera vez que o hago. Ya podéis, si queréis, dejar de leer porque viene paja y encima en poca cantidad. La semana que viene habrá más.

Tengo mucho trabajo pendiente rolero, tanto para el fanzine como para preparar de partidas, se vienen varias fechas con jornadas online en las que me gustaría participar y tengo que seguir escribiendo, además de lo que viene siendo mi vida diaria que por norma general también es ajetreada.

Las entradas que tengo pensadas para el blog quiero madurarlas un poco, ya que son de esas en las que quiero dejar clara, muy clara, mi postura, y que no hayan malos entendidos.

Así que nos vemos la semana que viene.

Hasta la próxima.

Reflexiones: Los limites de la tolerancia.

Creo que va siendo hora de hablar de ciertas cosas en el blog, empezando por la tolerancia, sus límites y como darle en los morros a los tonticos que vienen a llorarnos cuando no somos “tolerantes” con ellos.

Expongamos los límites primero, porque siendo realistas, todo tiene que tener unos límites.

Recuerdo una conversación que tuve con dos amigos tomando algo en una mesa en un bar de Bilbao cuando vivía por allí. No recuerdo exactamente como llegamos a esta conversación, pero si recuerdo esta bastante bien. En un momento dado ella dijo lo típico de “todas las opiniones son respetables” a lo que yo conteste con una negativa rotunda.

Le puse de ejemplo un niño que había cerca armando escándalo y molestando a la gente que estaba allí sentada, por mucho que alguien tuviera la opinión de que lo que merecía era “reventarle de una patada la boca”, esta opinión no era respetable (sinceramente, el ejemplo que puse no fue este, era mucho más retorcido y malsano).

Toda persona con sentido común y con unos límites claros en cuanto a tolerancia entiende de sobra esta parte. No, no toda opinión es respetable y no, no hay que tolerar cualquier mierda que un tarado nos quiera imponer o hacer tirando del recurso de “respeta mi opinión” o intentando volver en nuestra contra el argumento de la tolerancia tildándonos de hipocresía por no ser “tolerantes” con la mierda que nos quiera imponer. Todo tiene límites.

Hay quien en su egocentrismo y con una actitud bastante deplorable, mezquina y estúpida, cree que tiene derecho a decir y hacer lo que le sale del ciruelo, alguna veces, y conozco más de un caso, amparándose en cualquier excusa estúpida para creerse con derecho a soltar mierda.

Lo bueno que tienen estas criaturillas es que hablan mierda, tienen pinta de mierda y huelen a mierda. Así que a poco que los escuches o leas, al final se retratan solos.

Volvamos al tema. Limites de la tolerancia.

Leer más…

Replanteando el blog

El 1 de Junio de 2014 retomé el blog después de una temporada muerto debido principalmente a mi situación personal y laboral que hizo que tuviera que mudarme a otro lugar a buscarme la vida. Después de un tiempo en dique seco decidí que el blog me ayudaba en varios aspectos: Me mantenía ocupado, me “obligaba” a consumir obras por un lado para después dedicarles un tiempo de reflexión y otro de escritura, me incitaba a escribir mis relatos, a analizar situaciones o me servía como simple escape para volcar mis cabreos (no muchos, la verdad) sobre mis hobbies.

Durante más de 4 años y medio he estado publicando una entrada por semana al menos (alguna vez más y creo que en alguna ocasión, aunque no podría asegurarlo, creo que me salté una semana). No os voy a mentir, las visitas que tengo son irrisorias, constantes pero nada destacables. Como ya he dicho en más de una ocasión, me da completamente igual. Mi intención no es que nadie lea este blog, y de hecho en algunas ocasiones he hecho un esfuerzo consciente para no hablar de ciertos temas que pudieran atraer más gente (no es que no me guste o quiera ser un ente “especial”, es que esto lo uso como vía de escape y si a alguien le sirve de algo pues mejor, aunque no sea mi intención principal).

Desde hace unos meses he vuelto a mudarme, mis circunstancias personales y laborales han vuelto a cambiar y ahora ando sumido en tareas que absorben y absorberán mucho de mi tiempo, tanto laboral como libre. Además, participar en el podcast Hablar de Nada ya se lleva parte de ese tiempo, y volver a tener cerca a mi grupo de juego y haber tenido la suerte de que me aceptaran en otro grupo de juego donde además tengo algunas de las personas que más aprecio, hace que ese tiempo se reduzca considerablemente también.

Escribir en el blog es algo que siempre he hecho con gusto. No recuerdo, que no dudo que no haya pasado, ninguna ocasión en la que tuviera que “forzarme” a escribir. También es cierto que he sabido organizarme a mi manera, aprovechando momentos donde mi fiebre escritora estaba a tope y tuviera tiempo de sobra para adelantar entradas, teniendo en ocasiones programadas con antelación varias publicaciones (hasta un par de meses creo que llegué a tener).

Leer más…

Volviendo al mundo de los Podcast: Hablar de Nada

Hablar de nada es un podcast donde nos hemos juntado unos cuantos aficionados a divagar sobre nuestras aficiones. La idea inicial del amigo Miguel no ha evolucionado mucho desde que se propuso: Nos grabamos hablando de lo que nos gusta, o sea de Cómics, Cine, Música, Tv, Juegos de mesa, Juegos de Rol, Literatura… de todo lo que se nos ocurra y que disfrutemos con ello.

Y eso hacemos, hablamos de nada sin tener idea de todo. Porque nosotros no somos expertos, simplemente disfrutamos de lo que nos gusta y sobretodo de las charlas que generan esas aficiones.

Encontraréis nuestros capítulos aquí:

Hablar de Nada

Volver a grabar un podcast, esta vez en vivo, con un equipo más o menos decente, y sin tener problemas de conexión de internet me encanta. No sólo hablo con un grupo de amistades con los que comparto pasiones, si no que hago otra cosa que me gusta y con la que no he tenido tanto contacto como me hubiera gustado. Hacer radio/podcast.

Me gusta compartir información. Me gusta dar mi opinión y que pueda servir a otros para hacerse idea de lo que pueden encontrarse con ciertas obras que aún no han tenido oportunidad de disfrutar (o sufrir, depende). Me gusta debatir y aprender de otras opiniones. Por eso me gusta grabar este programa.

Si os gustan alguna de esas aficiones y disfrutáis con ellas y con las charlas que generan, lo que vais a encontrar en Hablar de Nada es exactamente eso. Además, el programa tiene sus propias Redes Sociales para que os pongáis en contacto con nosotros ya sea para que nos critiquéis (criticas constructivas por favor), nos hagáis sugerencias o simplemente nos digáis lo que os apetezca.

Os dejo las Redes Sociales y el mail para que os pongáis en contacto.

Facebook

Instagram

Twitter

Mail: hablardenadapodcast@gmail.com

Series: 1ª temporada de Star Trek Discovery

Voy con mucho retraso en muchas cosas que quiero poner en el blog, así que voy a intentar sintetizar un poco más las entradas e ir escribiendo en el mismo tiempo alguna más de las que hago ahora mismo. Y si veo que es necesario volveré a publicar algunas semanas 2 en vez de 1.

Ya comenté cuando Star Trek Discovery llegó al parón de la media temporada mis impresiones (esta entrada). Comento ahora ya vista entera lo que me parece en general.

Como decía, después de este parón de media temporada y la tensión que nos dejaron, la temporada siguió adelante hasta el episodio 15. Se nos presentaron nuevos personajes y algunos giros del guión bastante interesantes.

Leer más…

Problemas con Photobucket y lo que me espera.

Bueno, si estáis esta semana pasando por el túmulo ya os habréis percatado de que todas las imágenes del blog han desaparecido dejando en su lugar una imagen Photobucket con un mensaje de la empresa instando a actualizar la cuenta. Por si alguien anda perdido os cuento de que va esto y lo que tengo pensado hacer.

Photobucket hasta ahora ofrecía servicio de almacenamiento de imágenes, como muchos otros, podías elegir la versión gratuita, que sólo requería un registro y te permitía un espacio limitado de almacenamiento (pero vamos que todo lo que yo he publicado en el blog y foros estaba ahí y sin ningún problema de capacidad) o pagando la cuenta “Premium” que te permitía más capacidad y opciones.

La verdad es que los años que he estado con este servicio gratuito no tengo queja alguna. Quizás alguna recomendación puntual que creo que mejoraría el servicio pero en definitiva el servicio era más que correcto, sin muchos problemas, creo recordar un par de veces de que la web tuviera algún problema que solucionaban a la mínima y encima te dejaban acceder a un servicio de edición de imágenes que he usado muy poco y para reescalar alguna vez un foto demasiado grande para mandarla por mail.

¿Que ha pasado? pues que Photobucket ha decidido unilateralmente (lógicamente, es una empresa y toma esas decisiones sin consultar a sus usuarios) que a partir de ahora todo aquel que quiera usar sus servicios tiene que pagar 400 $ al año. Siendo como es el túmulo un blog que tengo como hobby, y con mi situación económica actual, no se me pasa por la cabeza invertir un dinero que no tengo en esto.

Lo que me molesta, y a todo el mundo, es que muchos nos hemos encontrado por sorpresa con esta movida. Yo no se si desde la empresa se han molestado en dar avisos con antelación de alguna manera, pero desde luego a mi no me han llegado. Que seamos sincero, yo soy un usuario con una capacidad mínima y que no aporta nada a la empresa, de hecho soy como un parásito que se aprovecha de su servicio sin dar apenas nada a cambio (publicidad que les he hecho durante todos estos años en cuanto alguien me preguntaba por una manera de almacenar imágenes, es lo “único que he hecho). Pero vamos, que eso no quiere decir que en su día a mi se me ofreció un servicio en unas condiciones y se aceptó por parte de ambas partes y ahora me encuentro con esto de sopetón.

Ahora lo que me toca es buscar otro servicio de almacenamiento diferente y ponerme poco a poco a subir de nuevo las imágenes. Trabajo cansino y largo, pero claro, un blog que habla de cómics y miniaturas, donde hay tutoriales con fotos explicativas sin esas imágenes no es nada.

Intentaré mantener mi entrada semanal, aunque no prometo nada dadas las circunstancias y las fechas. Prefiero dedicar un tiempo a arreglar lo de las imágenes y que al menos los tutoriales puedan seguirse minimamente a publicar algo nuevo, aunque sea lo que realmente me gusta.

Hasta la próxima.

Navegador de artículos

La Biblioteca dels Jocs

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El cartapacio de las Musas

¿Qué es la literatura? ¿Sirve para algo? Esta y otras preguntas no serán respondidas aquí pero quizás otras cosas sí.

Murallas Blancas

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Quemando Cromo v3.0

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Sayko 2K20

Cyberpunk 2013, 2020 y 2077 (y otros juegos de rol)

Tinta de Celaeno

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Guía de la rolera galáctica

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Nación Rolera

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Bastión Rolero: Tu blog de juegos de rol

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Con D de Dados

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Laboratorio friki

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El manicomio rolero

Un blog con nuestros desvaríos.

Rol de los 90

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Cóctel de Rol

La bebida de los roleros

La Ciencia del Rol

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

modelismocambre

Blog personal sobre Modelismo, Dioramas. Trabajos propios como de otros compañeros

The Dragon's Lair

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

El Claro del Fauno

Porque a todos nos gusta hacer el cabra

Casa Dorkaraz

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...