El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine…

Archivar para el mes “enero, 2015”

Aquelarre, el juego de rol.

Creo que ya he explicado en alguna entrada que tengo algunos juegos en mi corazoncito rolero tan hondamente incrustados que forman parte de mi, no solo como forma de diversión si no que han marcado una parte de mi vida y de mi educación de una manera tal que hoy por hoy no sería como soy ni quien soy sin ellos.

Aquelarre es, como muchos conocerán, el primer juego de rol íntegramente español, lo cual ya es meritorio en la época que se hizo (hoy en día hay ya un mercado más que aceptable del que sentirse orgulloso y sobretodo del que disfrutar). Y muchas veces se ha hablado de él, reseñándolo, dando opiniones, creando y publicando módulos y aventuras… sólo hay que echar un ojo en la red para ver la cantidad y variedad de material que se ha llegado a publicar por aficionados (quizás en España es el tercero en este aspecto solo por detrás del monstruoso D&D y sucedáneos, y de La Llamada de Cthulhu), y eso sin contar lo publicado por las distintas empresas que han tenido la suerte de acoger esta Leyenda rolera en sus brazos.

Para mi, que no fue mi primer juego de rol, ni como jugador ni como Director de juego/Master/Guardián… significó toda una revelación. Conocía otros juegos, como el siempre presente en los jugadores que empezamos en los 80/90 AD&D, El Señor de los Anillos (MERP, también conocido como El Señor de las Tablas) y algunos juegos más. Cuando compré Aquelarre, y me vais a perdonar por mi memoria pero no tengo recuerdos del momento que lo compré, aunque si del momento que lo abrí para empezar a leerlo, como decía: Cuando compré Aquelarre 1ª edición (que el pobre lo tengo más que usado y hecho polvo, con páginas sueltas y todo) me encontré con un manual que a diferencia de lo que solía leer no te contaba como de molón iba a ser tu personaje y como se iba a convertir en el héroe de aventuras que podías imaginar por la época aquella que siendo un adolescente veíamos He-Man, Dragones y Mazmorras y series similares, además de la literatura juvenil (aunque yo ya había leído Conan y Kull, tanto en novela como en Cómic, o visto películas de corte más “adulto”), en aquellas páginas te contaba como de penosa, dura, vulgar y triste iba a ser la vida de un personaje y como ese mismo personaje tenía que aceptar esa vida en esa ambientación tal y como era y sobreponerse a ello para seguir adelante y conseguir sus metas.

Aquelarre, y no solo me pasa a mi, que ya lo dicen varios aficionados en el mismo libro de 3ª edición y por toda la red, revistas y demás medios, te crea un afán de aprendizaje por los siglos XIV y XV en la península hispánica, y todos tarde o temprano hemos acabado mirando en las bibliotecas de nuestro barrio (en aquella época Internet era algo futurista y que solo tenían los militares y los millonarios estrambóticos, o esa era nuestra impresión) para documentarnos sobre la vida de un labriego en 1377, o descubrir que mi propia tierra fue la más azotada en la península por la Peste Negra. Aquelarre no solo potenció en mi ese historiador que en mayor o menor medida, dependiendo de la época, siempre he llevado dentro, si no que culminó de perfilar del todo aquel chiquillo que pese a acojonarse con las historias fantásticas terroríficas seguía buscando y consumiendo aquellos cómics y libros, aunque fuera a escondidas (memorables aquellas tardes en la biblioteca de mi pueblo cogiendo a Poe cuando la bibliotecaria no miraba y esconderme en la esquina más alejada para que no me viera con ese libro y me lo quitara, y eso que no profundizaba apenas en aquello y algunas hasta me aburrían), porque de mitología hispánica tenía Aquelarre de sobra.

Hace un momento he terminado de leer la 3ª edición de este juego de rol Demoníaco Medieval. Y muchas cosas han vuelto a mi cabeza, desde personajes hasta aventuras y campañas, desde fallos míticos a gestas épicas, y lo he disfrutado mucho, tanto que ya estoy pensando en hacer una segunda leída a ciertos capítulos (sobretodo a los de ambientación histórica), y se que tengo mucho por aprender, porque 2 siglos en la península tienen mucho que contar y enseñarnos, y nosotros tenemos mucho que contar con nuestras partidas y aventuras. Y mientras recordaba también iba pensando ya en futuras aventuras y personajes, la magia que tiene esto del rol es esa, crear.

Dentro de poco haré un “Primeras Impresiones” del juego, pero hoy solo quería compartir en estas páginas virtuales un poco de esa satisfacción que me ha quedado al leer esas más de 500 páginas.

Anuncios

Novelas Ultramarines: El Portador de la Noche

Cualquiera que sepa un poco de trasfondo general del universo 40K sabe quien es “El Portador de la Noche”. Para mi es un título extraño para una novela de este tipo, que suelen jugar un poco con los títulos para no desvelar de buenas a primeras partes importantes de la trama. De todas maneras aunque ya haya un spoiler como una montaña de grande en la caratula del libro este no deja de ser peor o mejor por ello.

Leí hace tiempo a Sogad en su blog que al leer esta novela había tenido la sensación de que estaba escrita como una novela única, y que al investigar descubrió que más o menos era así (os recomiendo pasar por su blog a leer sus análisis ya que hay muchos y variados), es un dato curioso que aún recordaba cuando empecé a leer la novela y en el que estoy completamente de acuerdo, cuando lees “El Portador de la Noche” no tienes la sensación de que se hiciera pensando en una continuidad. De hecho tanto el personaje principal y sus circunstancias como las subtramas que hay con los personajes secundarios están hasta poco definidas o incluso elaboradas, como si al no tener en mente esa continuidad fueran en parte innecesarias para la obra.

Leer más…

Primeras Impresiones: Walküre, juego de rol.

El que me siga en alguna de las redes sociales habrá visto que hace unos 2 meses aproximadamente puse una foto de un juego de rol que acababa de comprar, Walküre. Cuando descubrí este juego ya llevaba un tiempo en venta por lo que aunque hubiera podido económicamente participar el Crowfunding este ya hacía tiempo que había terminado. Bueno, tengo que aclarar que llevaba bastante alejado del rol y que ha sido este año pasado cuando he empezado a ver de nuevo la posibilidad de jugar como algo real, apetecible y viable, y fue con este juego con el que me volvieron las ganas de volver a disfrutar de este hobby como hacía mucho que no me pasaba.

El caso es que los autores decidieron poner en descarga libre el juego, así que tal y como descubrí de que iba la temática lo busqué y descargué, y a los pocos días lo encargué en la tienda habitual donde suelo ir a mirar estas cosas y lo compré. He de decir que este artículo lo escribo después de haber dejado un tiempo más que prudencial para enfriar mi ansia rolera y poder hacer un artículo más o menos cabal y, aunque sea imposible porque voy a dar mi opinión, ser un poco más objetivo. Pasemos al juego. o más bien a un “primeras impresiones” después de leerlo un par de veces porque aún no he podido jugar, y hasta que no lo pruebe de verdad no puedo decir que sea mi última opinión, al menos de algunos aspectos del juego.

Walküre es un juego de una ambientación distópica en el que podemos jugar desde la II Guerra Mundial hasta el año 2075, en un mundo donde los Nazis ganaron la Gran Guerra y el mundo ha evolucionado de manera diferente al nuestro, siendo más avanzado tecnológicamente y con gobiernos más déspotas, estrictos y duros.

Leer más…

Miniaturas pintadas: Borgio el sitiador

Aquí traigo una entrada de otra de mis miniaturas pintadas, al menos en parte. La peana está en proceso de acabado, como se puede ver en la foto, pero como aún no he decidido como voy a terminarla de momento se queda así, y como me apetece mucho subir la única miniatura que tengo Mercenaria (para que el no sepa lo que supone para mi el ejército Mercenario que le eche un vistazo a esta entrada) la pongo aquí y cuando termine la peana ya la subiré de nuevo (espero que con mejores fotos.

La miniatura en si la compré justo antes de que GW eliminara el ejército Mercenario como tal. Es Borgio el Sitiador, un general Tileano, más concretamente de Miragliano, gran estratega y táctico y que lleva como arma una maza que se hizo construir con una bala de cañón que se le incrustó en el pectoral de la armadura sin conseguir matarlo en el asedio de Remas. Desde entonces consideró que la bala de cañón era una especie de amuleto de la suerte e hizo que le fabricaran una maza con ella.

Borgio era un tipo singular. Querido por sus tropas por compartir el trabajo duro (lo mismo cavaba trincheras y túneles con sus tropas que encabezaba los asaltos) y envidiado por sus rivales y enemigos. Ingenioso en el campo de batalla, desarrolló tácticas modernas que superaban a sus rivales y los sorprendían. Su fin se dice que llego gracias a un pincho de asador envenenado que le clavaron en un baño, y las malas lenguas dicen que su relación con la hermana de Lucrezzia Belladona, Dolchellata, tiene mucho que ver con su muerte.

Leer más…

Mis inicios en Warhammer Fantasy

Cuando empecé con Warhammer fantasy llevaba ya una buena temporada jugando a 40K. Mi primer ejército fueron los Eldars, que me gustaban bastante aunque mi decisión tuvo mucho que ver con el tema económico. Así pues al pasar al fantasy mi elección de ejército quería que no dependiera tanto del dinero del que disponía y si que tuviera que ver más con lo que me gustaba a mi personalmente.

En un primer momento me atrajeron los Elfos silvanos, de hecho conservo mi primer libro de ejército (de 5ª) y algunas miniaturas de arqueros monopose, aunque otras las usé para conversionar y con el paso de los años han desaparecido perdidas entre mudanzas y lapsos de tiempo de abandono del hobby. Los silvanos, con miniaturas bastante chulas para la época (que luego mejorarían enormemente en general), con ese halo de neutralidad y de “dejadnos a nuestra bola que no nos interesa un carajo el resto” y con un estilo de juego que entendí rápidamente me gustaron mucho, además de estar influenciado por mi elección de 40K, que al final son Elfos igualmente.

He de decir que tenía un grupo de amigos en el que cada jugador disponía de varios ejércitos, así que pude ir probando todas y cada una de las facciones de las que disponían, sabiendo así no solo si me gustaban las miniaturas (que alguna de las suyas pintaba también) si no si el estilo de juego que se podía desarrollar con esos ejércitos me gustaba más o menos.

Así descubrí que pese a que me encantaba estéticamente los No Muertos, que por aquel entonces aún estaban unidos, no tenía ni puñetera idea de jugar con ellos, de hecho fue muchos años después, sobre el 2010-2011 que conseguí hacerme un ejército de Condes Vampiro y aprender a jugar con ellos realmente, y entender muchas cosas que no había entendido en su día, eso si salvando las distancias ya que el ejército había cambiado mucho entre mis dos intentos.

Leer más…

Navegador de artículos

¿Qué becaria eras tú?

Sobrevivirás -le dijeron-, pero ya era tarde.

Circus of Paint

Age of Sigmar & Batman Miniatures Game – painting, conversions and discussion

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

Proyecto roleo

Blog de escaneos y de la Megarecopilación de rol

SlowPaint

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Calabozo Criollo

Wargames, Miniaturas, Juegos de Mesa y Rol desde Venezuela para el mundo!

El Claro del Fauno

Porque a todos nos gusta hacer el cabra

volomir.com

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

LOS RINCONES DE SHIRAYU

Deportes de aventura,senderismo,montaña,rutas,viajes,actividades...mi estilo de vida

Trasteando

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

BILBOGAMES

Miniaturas y juegos de estrategia. Alameda de Urquijo 27. Bilbao. 944703194 / www.bilbogames.com

Casa Dorkaraz

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Las Lunas Hermanas

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

KNIGHT BRUSH STUDIO

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Badger Kreatures

Escultura en miniatura by Bron-k.

El Túmulo de Gorblag

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...

Zombicide

Wargames, Rol, Música, Literatura, Cine...